Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Auteurs invités [Contact e-mail]
AUTEURS INVITÉS
Depuis avril 2004,
date de la création
du premier numéro
de la RALM.
La pocima
Navigation
[E-mail]
 Article publié le 24 septembre 2004.

oOo

La pocima

a mi amigo Patrick Cintas

poema inédito


Abatida la noche del deseo, sobre las blancas

plumas de la garza, solo en vilo la nada yace,

y el silencio de la urna donde repozan
 
 las cenizas

que la vida, futil sustancia, o engañoso espejismo,

a ojos del mortal ponen silentes : Así me digo

a mi mismo : cumplido está lo que devió haber sido,

y escogieron los hados que malversaron la obra

de los Días dorados de la divina juventud :

La Soledad de Obra, las Horas que

fatalmente tocan a Diana, servidas están

en la Augusta mesa de los inmortales ahora :

La soledad de un corazón como tributo a la colera
 

del Daimón

ya fué cumplida : toca hoy a mis manos llevar

hasta mis labios la pocima que un Dios,

por intermedio de las Horas, a mi destierro destinara.

Corrientes- Argentina- octubre del 2


El desierto de los Tartaros

A Gabriel Ramirez

 

A pasado el tiempo, la sucesión, y nada a sucedido.

Aquí estoy más expuesto que nunca a los demonios

Y a la intemperie de la acumulación, que los espectros

Han dibujado en soledad para mis sueños : las brevas

ha tiempo están para caer y desde ahí reclamar

A los vivos lo que no fue cumplido. Olvidar fue la tarea

Que me impuse a mi mismo, mas poderosos hados impidieron

Que en paz, los fantasmas hablaran con los vivos.

Deste modo nada ha sido olvidado. Todo permanece

de igual modo, aunque

Fluyan la sucesión, y los deseos, o la imaginación,
lean ya solo

Los nombres inscriptos en las lápidas. Madre, padre,

Amantes, amigos, volaron como huyen cornejas en

Invierno, Patria que soñé cuando niño y ahora,

En andrajos, pide mendrugos en las esquinas más siniestras.

A veces en silencio, veo un cielo infinito alumbrado

De titilantes astros, y escucho en madrugadas claras

Como el agua que vierten las montañas, el grito de los

Monos en los montes de infinitas praderas.

En verdad me digo, han pasado ya siglos y el que

Ahora reclama, silencio y paz, amortajado está por

La impudicia que los mortales trajeron a las viñas :

Descansaré algún día ? Como canes los demonios

Se ensañarán conmigo ? O el milagro que aquí,

Sin que lo vea, y en mis últimas horas deparará

Ternuras, nunca vistas, sentidas, sobre la piel añosa

Deste árbol ya muerto, resucitado entonces ?

No hay respuestas. Ominoso silencio a la pregunta

Y sangra el corazón del hombre niño. Donde está el

Sembradío, donde las rizas que en el jardín florecen,

Y el inocente juego del tiempo, que el niño Dios contiene

Entre sus manos ? Que esperar ya sino el invierno

Torbo que se acerca sugiloso a nuestras puertas ?. Pequeño,

Pequeño, el corazón del hombre languidece en la tarde

Mientras Bastiano espera la llegada del Huno,

Que alguna vez, con su flecha mortal, inspiró a los
 guerreros.

Pequeño es el horror de la línea de sombra

En que la nada crece, junto al desierto de los tartaros.

Aquí estoy, entre ruinas, esperando, lo que no debía ser.

Septiembre 2004. Corrientes. Argentina. Oscar Portela

 


Como debía ser

A Joan Novarro
poema inédito

Sepultado esta todo : Ello debía ser.

Se hizo así justicia. Los soles negros

ocupan sus lugares, y el viento ya

dispersa las cenizas que guardaban las Urnas

del recuerdo. Soy polvo ahora.

Disperso en los fragmentos de las horas,

en los ojos mirados, en el caudal de lágrimas,

en infinitas noches alumbradas por gelidas estrellas,

en crueles pesadillas que vuelven hasta mí.

Y aquel lobo afilando los dientes

del verano, en la que amores turbios

encendieron el alma

conterrada en lagunas, en imágenes bárbaras

y espejos de ilusiones que reflejan

las horas, siempre indigentes .

Sombras de tiempo sepultado :

así debía ser : ahora que solo ; que solísimo

rimo con los espectros de la sangre

que adviene de subterráneas huellas,

con espectros y animas, pienso que las

preguntas no fueron contestadas,

y que en vano fue todo : ya ni el horror me espera.

Libre soy de abandonar el campus.

Y que el ángelus toque corazones amados.

Conterrado, enterrado entre vivos y muertos,

sombra entre sombras, humo del ser,

todavía me inquietan las indigentes

flechas del destino.

Oh yo, Oscar Ignacio Portela,

sucesión discontinua, vivac de guerras

inconclusas, llevo sólo conmigo

el hambre de infinito, la palabra absoluta,

y el abandono inerte de la suerte impetrada,

como debía ser.


Corrientes. Argentina
Septiembre 2004.

Llaves 
( para recibir el 2005)

Llaves, llaves, en que ocultos sarcofagos, 
en las camaras mortuorias 
de que infautas noches, 
en que negro corazón, 
en que remotas madrugadas 
de que lejanos Universos, 
os hallais enterradas, y hoy, hoy, 
que tocan a Diana en las aldabas 
clausuradas deste corazón 
herído por la flecha de Apolo,
una y otra vez, una y otra vez, 
herido, y el regusto de la pez 
sobre mis secos labios, llaves, llaves, 
volad a mí y abrid el mar de mi alma 
a extraña luz y otros nuevos poderes. 

diciembre 26 del 2004 
_________________
Oscar Portela ( Correntino, Argentino) naciò en el pequeño pueblo Mesopotamico de la Argentina, en 1950. A publicado màs de diez titulos de ensayos y poemas, entre ellos memorial de Corrientes, La memoria de Lacquesis, y Golpe de Gracia u "Nietzsche , Sonambulo del dìa", entre otros titulos de ensayo y poesía.

Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
2004/2019 Revue d'art et de littérature, musique

publiée par Patrick Cintas - 12, rue du docteur Sérié - 09270 Mazères - France

Copyrights: - Le site: © Patrick CINTAS (webmaster). - Textes, images, musiques: © Les auteurs


- Dépôt légal: ISSN 2274-0457 -