Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Forum] [Contact e-mail]
ESPACES D'AUTEURS
Ces auteurs ont bien
voulu animer des
espaces plus proches de
leurs préoccupations
que le sommaire de la
RAL,M toujours un peu
généraliste.
No sabe escuchar lo que lee ¿Cómo se lee ? ¿Saber leer ?
Navigation
[E-mail]
 Article publié le 1er septembre 2019.

oOo

Mientras el niño tenga ojos, orejas, boca, tacto, olfato va a aprender a leer, va a decodificar símbolos alfabéticos, va a leer acciones en movimiento ; porque el vínculo con los otros es un diálogo de vivencias, de palabras, de gestos, de movimientos, de caricias, de expresiones, de relaciones, de sentidos, de asociaciones.

El niño aprende a saber haciendo y leyendo su propia práctica, se identifica “imita” o quiere parecerse al gesto del otro, andar con cuidado con el reflejo que no se deja domesticar, simboliza entre su semejante, su yo incipiente aprende a delimitar y diferenciar sus acciones, que enseña, repite, aprende, desprende. 

La infancia es un permanente jugar, que es hacer y representar, es escenificar ausencias y presencias, jugando pone en práctica sus habilidades, su imaginación y su capacidad creativa. Allí, se expresa, encuentra, tropieza, resuelve o se enreda en dificultades y hace descubrimientos.

Del aprendizaje previo al reglado conlleva un camino de lecturas que va de la vivencia personal a la lecto-escritura. La lectura es una metodología de práctica investigadora. Esta lectura diaria es la brújula que señala la ruta del aprendizaje en su proceso investigativo. 

Salir del analfabetismo es descubrir y darle función, dinámica y contenido a la palabra. Es el manejo del tiempo libre. “La lectura supone una indagación y un descubrimiento realizado sobre un objeto manifiestamente comunicativo”. 

El desciframiento de la letra y la palabra requiere dominio de lateralización, si no hay tal, se crea problemas en la lectura, una indiferenciación de lados de lo hemisférico cerebral. “Ambos hemisferios se interfieren e impiden construir un esquema unívoco de abordar el análisis de la relaciones espaciales y la dirección de los movimientos”. 

Esta “insuficiencia” jerarquización cerebral según el grado de atraso o falta de dominio trae trastornos en deletreo, escritura, inversión, transposición, omisión. También complejidad en la lectura sea en capacidad de comprensión, interpretación, conceptualización, resolución de problemas y razonamientos. Rompecabezas los dramas singulares del extraño en escenario espacial de la estructura de cada uno.

Otros factores claves que repercuten en el atraso en el dominio de la lectura son la falta del reconocimiento y dominio del esquema corporal, orientación en el espacio, estructura temporo-espacial, psicomotricidad y uso de lenguaje.

“Los niños aprenden mejor a leer cuando pueden identificar con el ambiente a los personajes y situaciones presentadas en los libros y más aún cuando los textos han sido elaborados oralmente por él mismo”.

Lo que lee el niño es lo que importa, ya que leer es “pensar”. Por eso no hay que juzgarlo cómo lo hace en su pronunciación. En este inicio de la lectura es importante el comentario, las preguntas y las conversaciones alrededor de este leer.


El desafío de la lectura es aprender a leer en voz alta para el otro y en silencio para sí mismo. Descubrir la sorpresa, mantener el suspenso, que motive la curiosidad a continuar dentro del texto. Encontrarse con el objeto evanescente, fugaz, fijo, polifacético, polivalente, polifónico de la palabra sin monopolio del capital pensante de ese singular uno. 

Que los ojos sigan la pista. Que la vista vaya en la línea de la frase. El ojo es marcador, dirección y movimiento que sigue la línea contenida de sílabas, fonemas, palabras y oraciones.

Leer se aprende practicando en voz alta y en silencio, disfrutando solo y acompañado. 

Que se imagine en escenarios donde está leyendo, a quién le lee, que se imagine un personaje a quién imita. Es importante el concepto que tenga de sí mismo para desarrollar la capacidad de invento y de intervención y de la innovación en la lectura.

El error no entra en el ejercicio de la lectura para que leer sea divertido. El gozar la lectura es un gusto que se adquiere. La lectura es una respiración pausada, a veces agitada cuando la emoción tropieza con la sorpresa, con lo inesperado. 

La lectura : es un diálogo encontrándose en el acto creador del convivir con la palabra. Es una comunicación relacionándose con actividades compartidas. Sus palabras un sentido de potencia, de pertenencia, de impertinencia, de arraigo, del desarraigo, el echar raíz de un conjunto de pensamientos, de procesos, de redefiniciones, de permanencia, de cambios, de provocaciones, de identidad, de comunidad.

La lectura es un espacio, puente y estación entre la incertidumbre y la certidumbre de la palabra en el deseo de provocar y el devenir del caos y del orden en el juego de la exclusión e inclusión humana en el lugar en que se articula la fantasía, la imaginación con la realidad del mundo y del cuerpo. 

Dar paso a un orden simbólico sin interferir en la incompleta comprensión. 

El lenguaje no es campo de concentración, ni olla de presión. Adviene. Carece de uno.

Esa posibilidad de relecturas permite repensar, rediseñar, imaginar el cuerpo, el contexto, el libro. El mundo de la palabra es un poblado de identidades, pertenencias, carencias, sentidos. Es una red de movimientos impulsadas por la voz, el silencio y sus efectos armándose permanentemente. 

Mestizaje sin superficie de la muerte como sábana mortuoria de los idiomas. No, hay que atizar la lengua del mosaico de las razas atrincheradas en estados corrosivos por dejar a un lado el verdadero sentido de qué importa en la corta o larga vida para disfrutar el suspenso sin endeudar la memoria al desgaste de la deuda impagable.

Sobrevivir es agonía para el nido del silencio que te escucha el disturbio del hierro, del cemento, de la deforestación de la sílaba, de la vocal, del árbol ensangrentado, del desierto desmantelado. Del ridículo mapa en forma de globo que da vuelta en el eje, que el niño pregunta dónde estamos ahora, si ya no tenemos nada para guarecernos.

Reorganiza las interrelaciones desde una posición de escuchas y diálogos dispuesto a incitar ese hacer participar al otro, sin bloquearlo, sin poner muro por lo distinto, el colectivo dentro de la singularidad de la existencia. 

La lectura es un servicio de vida con palabras abiertas a la convivencia, a la motivación con formas flexibles creativas para articular conversaciones como lugares de encuentro y de procesos en la construcción de realidades imaginarias, simbólicas, sociales y concretas. 

La lectura crea convergencias de aptitudes, ideales, expectativas, consensos, perspectivas, movilizaciones. Los héroes, personajes, escenarios, valores permiten incorporar puntos de vistas que acuerdan y desacuerdan frente al objeto del deseo que promueve rechazo o aceptación. 

Quién lee “me lee”. 

También se lee y lo leen. 

Nos leemos.

En toda pregunta está implícito un deseo de saber, una enseñanza, un margen de duda, una perspectiva diferente que desea contradecir, averiguar, otro sentido, un confirmar, un repetir, un opinar, un pensar. H ay un deseo convertido en pregunta constante. Una incógnita a provocar que el enigma escapa al lenguaje, a la razón, al sentimiento, al mismo estado del cuerpo, y de la ley muerta en la constitución…

La lectura parece que aparece y desaparece. El lector es un parecer que habla y aparenta en su aprendizaje. El lector es un actor, un investigador, un director que entra al teatro y a la propia vida del lenguaje pronto aparecer donde las escenas se suceden y continúan en el espejo y fuera de la rutina. 

La retina y la lengua construyen una imagen sonora : la voz visual. Amortigua el hacer del acto sensorialmente soportable. Porta la importancia de ser en la experiencia de crearse y creerse.

Saber de dónde nace el ser. Saber de dónde salió la vida, Saber de la naturaleza y su origen no sólo como paisaje sino como elemento esencial causante del porvenir. El habitante de la palabra piensa por su cuenta, su cuerpo es la herramienta de las experiencias con el mundo y las cosas. Las palabras son artificios del arte inconfundible de la función y campo del acto., de la imagen, de la carencia 

La lectura previene, advierte. 

La palabra anticipa su existencia. 

La palabra es un abecedario completo e incompleto en cada humano. Su uso es una destreza de los sentidos. Es su encuentro con el espacio y el tiempo hecho uno. De ahí en el principio fue la palabra donde el verbo se hizo carne, imagen y semejanza.

El lenguaje no es putrefacción.

Sucedió una vez. La secuencia de la vida es un adivinar del continuo pensar del aprendizaje que exige paciencia, reparaciones, diversiones, ejercicios permanentes. La experiencia es la marca de la lectura.

La falta de palabras dificulta la relación con los demás. Crea ausencias y retrasos hasta violencias cotidianas. Dificulta poder decir lo que está pasando. El relato se estanca y sus partes se dispersan en la memoria.

El recuerdo flota en el caos. 

¿Cuando se está listo para la lectura ? Todo depende desde el inicio de la cuna que acompaña a cada ser. Del acampar del ritmo de cada infancia en lo que fue. Ese cada quién requiere preparación, escucha, ser hablado. Hablarle cómo. La lectura es un propósito para leerse paulatinamente y progresivamente. 

Cada miembro de la vida es un principiante de la palabra, es un aprendiz lector imperfectamente siendo y haciendo su orden en el discurso vinculado con los otros. La palabra es filial y social. Ordénate…

La palabra es género hablante. 

La lectura : son expresiones de lengua/jes sexual y simbólico de faltas, verbos, complementos y pronombres haciendo gramáticas, ciencias, artes y políticas económicas que facilitan o dificultan la constitución de las estructuras sociales y creativas. 

En estos tiempos estamos en que no queremos oír la palabra, ¿cuál ? La incompetencia de lo humano en el cuerpo. Lo desvirtuado en una parte de él, de ella, del Nos enmascarado en un colectivo de dudas.

Hay una interferencia en la lectura entre y desde el punto inicial o de partida del micro mundo de los niños el macro mundo de los adultos. Las palabras parecieran que estuvieren heridas mortalmente, que estuviesen en trampas, que participaran de continuas guerras, parecieran que las estuviesen vaciando de la vida. Aún así, ella, la lectura de las palabras se reinventa cada día.

No se olvida de su presencia humana sin telescopio, sin microscopio, sin tropear con la piedra del yo, del límite, del tamaño de tu sombra recordándote hasta allí llegas, por más que te ofrezcan ofertas que contaminan tu confianza a lo que entra en el puño de tu mano. En el trazo que haces con el carbón de la noche. Con la tiza del día. Con lo efímero del horero.

Apenas con tus sentidos alcanzas a ser radar del redescubrir equivocarte menos hoy, mañana. Camina, mira a tu alrededor, manifiéstate sin temor a desatar el nudo de convertirte en puño de una causa sin tiroteo de nada…

carmen váscones

 

Un commentaire, une critique...?
modération a priori

Ce forum est modéré a priori : votre contribution n’apparaîtra qu’après avoir été validée par un administrateur du site.

Qui êtes-vous ?
Votre message

Pour créer des paragraphes, laissez simplement des lignes vides. Servez-vous de la barre d'outils ci-dessous pour la mise en forme.

Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
2004/2019 Revue d'art et de littérature, musique

publiée par Patrick Cintas - 12, rue du docteur Sérié - 09270 Mazères - France

Copyrights: - Le site: © Patrick CINTAS (webmaster). - Textes, images, musiques: © Les auteurs

 

- Dépôt légal: ISSN 2274-0457 -