Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Auteurs invités [Contact e-mail]
AUTEURS INVITÉS
Depuis avril 2004,
date de la création
du premier numéro
de la RALM.
El legado de doña Antonia
Navigation
[E-mail]
 Article publié le 18 novembre 2018.

oOo

La conocí entrando a la iglesia con una sonrisa llena de amor y cantando alabanzas.
Aunque no tenía una pierna, Doña Antonia Zapata reflejaba el testimonio de una vida ejemplar.
Viuda desde hacía varios años, vivía en una casita muy humilde, gracias a la misericordia de una familia que le llevaba siempre un plato de comida a las dos de la tarde.
Su única hija la había abandonado y la dejó sola. A pesar de su soledad, su fuerza de espíritu, siempre me impresionó.
En ese Noviembre de 1983, la visitaba cada martes a las 6 de la tarde, después de realizar visitas a los enfermos en el Hospital General.
Ella me recibía con una sonrisa que pintaba su rostro de paz. Hablábamos de la palabra de Dios.
Aun con su precaria situación económica, cada vez que la visitaba, un vaso de leche y unas galletas eran mi bienvenida.
En aquel entonces, vivía en casa de mis padres y no percibía ingresos, así que las posibilidades de ayudarla eran muy pocas. Paradójicamente, aunque era yo quien iba en plan de animarla, era siempre ella quien me animaba con su alegría, su serenidad y la paz de su sonrisa.
"¿Cómo le hace Doña Antonia ? Siempre está sola", le dije en una ocasión.
Me respondió con un rostro sonriente.
"No, hermano, nunca estoy sola. Mi Dios está conmigo. El nunca me deja sola".
Y esto se reflejaba cuando decía sus oraciones. Su familiaridad al hablar con el Señor, me impresionaba, porque se sentía la Presencia divina tan palpable como el mismo aire, cada espacio de su casa, se impregnaba de una paz fuera de este mundo. Por muy angustiado que estuviera o con algún problema, al llegar a su casa, un remanso de tranquilidad me embargaba..
Una tarde, al llegar a su casa, la encontré algo entristecida.
"He conseguido mi traslado a un Hospital de Mérida, y siento que no voy a regresar. Van a venir por mi"
Un nudo se formó en mi garganta.
"Mire en esa mesa, por favor", me señaló con su índice. Sobre dicho lugar varios libros estaban apilados. "Y tome esa caja de allá". Así lo hice. "Usted es quien se ha ocupado de mi…Quiero dejarle este legado. son mis dones más preciados. Eran de mi querido esposo. ". Además de una Biblia fechada en Marzo de 1940 en Campeche, varios tratados teológicos componían su regalo, "Métalos a la caja". Cumplí su pedido. Platicamos un buen rato y antes de marcharme me dijo : "Esto es mi regalo para usted", y con un abrazo, hicimos una oración, la besé en la frente, y con lágrimas en los ojos, me despedí de ella, llevando la caja con sus libros tan preciados.. Tenía razón : Nunca más la volví a ver.
Sin embargo, su hermosa herencia me motivó a continuar estudiando diplomados de teología y hoy, Doña Antonia vive en mis recuerdos. Sé que algún día, la volveré a ver con su sonrisa franca y su alma llena de alabanzas. Ella me dejó el ejemplo de una vida llena del amor de Dios.

Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
2004/2019 Revue d'art et de littérature, musique

publiée par Patrick Cintas - 12, rue du docteur Sérié - 09270 Mazères - France

Copyrights: - Le site: © Patrick CINTAS (webmaster). - Textes, images, musiques: © Les auteurs


- Dépôt légal: ISSN 2274-0457 -