Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Auteurs invités [Contact e-mail]
AUTEURS INVITÉS
Depuis avril 2004,
date de la création
du premier numéro
de la RALM.
Reinterpretando el estado moderno : hacia una nueva visión pragmática
Navigation
[E-mail]
 Article publié le 8 avril 2018.

oOo

El Estado moderno surge en una reinterpretación de la historia, al alejarse de la ciencia la teología que prevalecía como línea de pensamiento, a partir del Renacimiento que le daba otro rostro al conocimiento de entonces, hacia una praxis política realista.
Influyeron en su concepción como Estado, la doctrina de Bodino y la paz de Westfalia.
El Estado es una forma política de un pueblo.
El Estado es una estructura establecida de acuerdo a las funciones que en la práctica realiza, ya sea en la aplicación de la justicia y su administración, que en sus formas políticas se dividen en simples y compuestos, comprendiendo que la soberanía emana del pueblo, al que se debe, y el gobierno es la expresión de la voluntad del pueblo.
Thomas Hobbes habla del gigantesco monstruo que devora a la masa en su Leviatán, organizando el Estado para los propósitos que persigue. Si es el del Gobernante, éste es sujeto del mismo poder que ejerce.
Por su parte, Locke divide el ejercicio de gobernar y su función en legislativo, ejecutivo y federal pero no señala bien las fronteras para frenar el abuso del poder, lo que en la realidad ha creado vicios en el ejercicio de gobernar.
Marx y Engels ven en el Estado el ejercicio de una tiranía cuya función, es el dominio económico, porque en la práctica, el pago hecho, no retribuye el esfuerzo realizado porque se busca el beneficio, como lo hacía el señor feudal con sus súbditos.
La anarquía que proponían Marx y Engels al dejar fuera la función rectora del Estado, no soluciona la desigualdad e incluso la promueve, como la construcción histórica de Fichte que es un mal necesario.
El Estado es un moderador de la vida pública de la sociedad y cumple su labor ejerciendo sus funciones, el problema radica en la estratificación de clases que promueve la desigualdad al no aplicar las leyes sin distingos, si no por la preferencia de quien ejerce el poder, y se alimenta de sus beneficios.
El kelnesianismo y la negación de la necesidad del Estado como mero regulador con función política para elaborar su marcada influencia en la sociedad, no resuelven la primaria necesidad de una administración que ejerza justicia.
Esta es la base para fundamentar su existencia.
Sin embargo, en palabras de Engels, no es representante de la sociedad entera, aunque debería serlo, pero la función macroeconómica lo ha hecho cómplice de los poderes económicos de los poderosos.
El Estado es en sí mismo un regulador de la economía y de la misma sociedad, y refleja en su labor diaria, la expresión de la voluntad suprema del pueblo.
La opinión pública refleja el pensamiento de la sociedad que ejerce su propia soberanía al expresar sus ideas.
El Estado es, entonces, un reflejo de la sociedad misma. Es hora de reorientar el estado moderno, ya rebasado, en una forma pragmática, dándole el rostro de justicia y equidad, con leyes y funcionarios que las hagan una realidad, dónde el pueblo sea rector del ejercicio del poder, y México, por ejemplo, debe tener como el Reino Unido, el plebiscito y referéndum para medir el sentir de la sociedad y actuar en consecuencia.

Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
2004/2019 Revue d'art et de littérature, musique

publiée par Patrick Cintas - 12, rue du docteur Sérié - 09270 Mazères - France

Copyrights: - Le site: © Patrick CINTAS (webmaster). - Textes, images, musiques: © Les auteurs


- Dépôt légal: ISSN 2274-0457 -