Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
ESPACES D'AUTEURS
Ces auteurs ont bien
voulu animer des
espaces plus proches de
leurs préoccupations
que le sommaire de la
RAL,M toujours un peu
généraliste.
Mi chica anarquista
Navigation
[E-mail]
 Article publié le 18 mars 2018.

oOo

En las verdes explanadas de laUniversidad sobre elfollaje, nos dolía ver a parejas apacentadas al estilo vocacional.Si volvías la vista veías monstruos monumentos de represión ; soñando con que las columnas de las iglesias y las torees de las catedrales caerían por su propio peso, convirtiéndose enfrescos sotos.
También, leíamos a mano libros o folletos de la Prensa Rebelde : soberbios panfletos situacionistas orientados a la crítica de la explotación animal. En el placer de la Teoría, soñábamos con que los malos días terminarían de una vez por todas, a pesar de que lo vieran difícil muchos izquierdistas domesticados, a quienes no les gustaba hablar de revolución.
El fin del espectáculo y su miseria lo veíamos y sentíamos a través de las ideas, la ideología y la organización del Anarquismo.
Desde esta perspectiva sentíamos la Vida y la percibíamos, aunque toda la política social y política dineraria fuera más de lo mismo : Cuentos reales de expropiación y represión de la imaginación, de la libertad de prensa y expresión, y del trabajo.
Cuentos de hechos reales de brutal explotación, masacres, desahucios, violaciones, y asesinatos judiciales contra los trabajadores en huelga.

- Menos mal que nos queremos, me decía ella. Sentir el placer de construir nuestra propia teoría de la revolución es una maravilla.

- Sí, yo le respondía. Y ojalá no nos aboque la represión y domesticación de cada día a tirarnos por el puente de Bailén, "el puente de los suicidas" viendo que las cosas van a peor.

- ¡Qué tonto eres¡ ella me decía con un beso.
Hablar de anarquistas, herejes, rebeldes, ateos activos, nos daba una sensación de que la opresión capitalista, de un momento a otro, se resquebrajaría. Soñábamos.
Yo le hablé del legendario pirataCapitán Misión,quien, a finales del siglo XVII coleccionó una banda de entusiastas marineros,incluyendo europeos que desertaban de barcos mercantes, y africanostratados como esclavos, surcando losmares con la ilusión de ser libres, a pesar de las tormentas y las grandes olas que les perseguían, junto con los criminales de guerra apropiados de los mares.
En su barco pirata, ellos navegaron constituidos como en una república flotante, y, en la Isla de Madagascar fundaron una comuna anarquista, la Colonia Libertatia, en la que lucharon por la libertad y los derechos suyos y de las gentes.
A ella le encantó la historia, y me dijo :

- "El Único y su propiedad" el libo de Max Stirner debería ser un libro casi obligado en las escuelas y las universidades para crear la pasión de vivir y enfrentar el individuo a toda autoridad en estos siglos de masas.
Sin responderle, le hablé de Bakunin. Cuando le pregunté :¿Sabes que Bakunin tuvo tres hijos y ninguno fue suyo ?, puso mala cara ; pero no tanto cuando le dije que era Maricón y su amante fue Nechaev.

- Me parece muy bien, respondió.
Leíamos textos de los Amigos de Durruti. A ella le gustaba hablar de Seis Dedos, quien, en pie, enuna chabola al aire libre, y a un cuarto de hora delpueblo, junto con sus más íntimos, fue asesinado con tiros a la barriga, quemándoles, después, dentro de su casa chabola.
Peroellalo quemás quería eraque yo callara ; y ella me leyese ohablase de mujeres anarquistas.Yo lo quería y estaba lamar de contento, pues, alpasar página, siempre me daba un sonoro beso.
Me habló de René Vienet, enrolado en los grupos de estudiantes radicales de los acontecimientos revolucionarios de Mayo del 68 en Francia ; de los anarco sindicalistas de la CNT, luchadores de primera en los astilleros de Puerto Real ; sacado de un panfleto de la Federación Solidaria Noruega.
De las mujeres kurdas y su lucha por la liberación nacional y sus derechos como mujeres ; panfleto del Comité de Solidaridad con el Kurdistán ; de Judith Cox, que destapó la verdad sobre Robin Hood, un rebelde fuera de la ley.
De Seryl Crown : "Nada de Infierno, Nosotras no queremos brillar", sobre desobediencia civil no violenta y contra el poder nuclear ; y deVoltairine de Cleyre, una anarco feminista de categoría.
Al escucharla, yo me sentía como en un éxtasis anarquista. Al igual que lo estarían, eso pienso yo, Peter Kropotkin y ErricoMalatesta ; Rosa Luxemburgo y Nancy Kurshan, al escribir sus textos.
Lamentablemente,sabíamos que teníamos que estar al loro, pues, cuando había redadas, debíamos de levantarel campamento y escapar corriendo hasta elHospital Clínico o a las estaciones de Metro de Moncloa y Argüelles.
Pasado un tiempo, sabedores de que elAmor no es garantía de continuidad, separamos nuestros caminos,sabedores de que cada uno de nosotros quedaríamos en elrecuerdo de nuestro espacioexperimentado.
Cuando tengo que bajar a Madrid ; casi siempre para ir a visitar a algún familiar hospitalizado en el Clínico, voy al lugar donde nos encontrábamos ella y yo tan a gusto. Y, en ese sitio, frente al campo de Rugby universitario, voy a ver si sigue enterrado un libro que dejé de Murray Bookchin, "Los Límites de la Ciudad", de Black Rose Books ; una historia de la vida en la ciudad que, en su avanece progresivo , ha llegado a la última negación de la metrópolis moderna.

Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
2004/2019 Revue d'art et de littérature, musique

publiée par Patrick Cintas - 12, rue du docteur Sérié - 09270 Mazères - France

Copyrights: - Le site: © Patrick CINTAS (webmaster). - Textes, images, musiques: © Les auteurs


- Dépôt légal: ISSN 2274-0457 -