Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
ESPACES D'AUTEURS
Ces auteurs ont bien
voulu animer des
espaces plus proches de
leurs préoccupations
que le sommaire de la
RAL,M toujours un peu
généraliste.
Luqueto
Navigation
[E-mail]
 Article publié le 18 mars 2018.

oOo

Una mariposa de alas y cuerpo blancos con puntos negros se posó sobre ciertaplanta anual de flores rojas.
El niño se amarró los carrillos del culo al costado en dirección de una Nunciatura de la villa y se tiró unos cuescos.
Era elcuarto mes de año y elpadre, que estaba echando agua con la brocha a una pared,le dijo :

- Hijo, no olvides que tienes queir a darde beber alganado.
El crío, le respondió :

- Sí, padre ; con brevedad.
Bajandoal abrevadero se encontró de frente con un señor, para él el Nuncio adivino o gurú, a quien su padre llamaba "tonto del Culo", que le saludó y le dijo :

- Hola chaval, te estás haciendo bribón, ¿eh ? Un día de estos tienes que venir a mi casa : que te quiero enseñar un pajarito.
El crio recordó, al instante, loque le dijosu padre : Quetenía que tener cuidado de esos que en su sueño espiritual acercan el dorso al tallo erecto ; diciéndole :

- Señor a mí me gustan los pajaritos sin cola. Y sepa usted, que nadie me va a abriolar la mi cola.

El Nuncio marchó, como colocándose bien las pelotas, y elcrío siguió su camino al abrevadero.
Elganado que bebía eran un muloy un Asno ; y, mientras abrevaban, el cantaba esta cancioncilla :

"Al abrigo de vientos y fríos
Me pondréestera en culo
Por si el Nuncio, a suvuelta
Se pone excitado y más simpático
Queriéndome dar por culo.
Él no me ha de agarrar, de seguro
Ni bajar los pantalones
Ni con su planta rastrera de bragueta
Llenar de espermas mi culo".

A su vuelta, el Nuncio se empleó en dificultarle el paso, viendo el crío cierto escollo que asomaba por su bragueta carcomida por la broma de meneársela.
El crío le pidió al Asno, obscurecido por la niebla con mimetismo hortelano :

- Dispón de tu verga, Asno, y haz que el Nuncio la reciba de popa en la escollera de sus nalgas.
Oprimido excesivamente por el poema,y porque el Asno no respondió a sus deseos, cogió la rama de un ciruelo silvestre y le castigó al Nuncio su cola ; dejándole dolorido y agarrado a los cojones.
De subida a casa, vio un culodemujer, muy conocido por sus frescos, delante de una tapia. Era "la Sibila", esposa de Amalarico, que estaba en cuclillas y orinando-cagando por una bovedillaen forma de media luna abierta en la bóveda principalpor donde se da a luz ; yexclamó :

- ¡Québien le vendría mi pajuela para encender¡
Dejó atados al Asno y almulo en unaro de hierro incrustado en la pared, y, sin que la mujer se diera cuenta, a través del punto de luz que veía entre sus piernas y su culo en cuclillas, adivinó La Mancha y Angulema, Jerusalén yChipre ; incluso reproduciendo los más pequeños detalles del dibujo del substrato sobre el cual viven los insectos y las moscas de la mierda.
Desde loaltodel camino, y a grito pelado, le llegó una voz, la de su padre, que le decía :

- Pero, Luqueto, ¿es que no vienes ?
Respondiendo él, también a grito pelado :

- Ya voy, padre.

Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
2004/2019 Revue d'art et de littérature, musique

publiée par Patrick Cintas - 12, rue du docteur Sérié - 09270 Mazères - France

Copyrights: - Le site: © Patrick CINTAS (webmaster). - Textes, images, musiques: © Les auteurs


- Dépôt légal: ISSN 2274-0457 -