Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
ESPACES D'AUTEURS
Ces auteurs ont bien
voulu animer des
espaces plus proches de
leurs préoccupations
que le sommaire de la
RAL,M toujours un peu
généraliste.
Alergía a los acaros
Navigation
[E-mail]
 Article publié le 11 mars 2018.

oOo

Mi amigo Acacio ha venido con su esposa, como yo con la mía, a una charla de propaganda y venta de colchones y almohadas viscoelásticas, realizada en un salón preparado para este quehacerpropagandístico, en un hotel tres estrellas.
Más de tres horas llevamos aguantando una chapa sobre los beneficios del materialvisco elástico, que mi amigo lo llama escolástico, por todo el bien que dicen que hace aliviando, como lo afirma el charlatán, la presión de los tejidos del cuerpo, como la ola mística, para el mejor dormir yjoder, llegado el caso.
Nosotros hemos venido, valga la verdad y la redundancia, porque, al final de la charla, nos regalan, por haber aguantado como tontos de capirote,con un jamón serrano o cinco litros de aceite de oliva, a elegir, pero con la condición de no escapar de la sala hasta que el jefe de charlataneslodiga.
Así que tenemos que aguantar los embustes y los engaños del charlatán que intenta convencernos, matrimonio a matrimonio, pareja a pareja, de lo conveniente de adquirir este colchón adaptable a personas con dolencias lumbares o cervicales, con zonas corporales dañadas e inflamadas ; o sea, casi todos los presentes ; pues a estas charlas, sólo somos invitados los viejos.
Hasta que nohaya un matrimonioque haya caído en el cepo, y compre, de aquí no se va nadie. Y lo curiosos es que siempre surge algún gancho, que suele ser, sobre todo, viuda con amiguete, a quien el charlatándemuestra más atención, y que, alpreguntarle :

- A usted, señora, ¿qué le parece el colchón viscoelástico ?, ella responde :

- Es bueno en buena fe.Yo le adquirí en la charla de ustedes del año pasado, y, aunque no se me ha quitado la artrosis,porque esto va añadido a la vejez, he mejorado mucho.
Mientras, el compañero de su amor, mira las estrellas que lucen en el techo y sonríe.
Otra mujer, viuda, que havenido con amigo, que fue sacristán, se ha cansado de aguantar, y se quiere marchar. Se levanta, le sigue su amigo y, antes de llegar a la puerta de salida, una ayudante del charlatán de oficio les han dicho que si se marchan que de jamón o aceite nada de nada ; que quien se va antes de que ellos digan "ya pueden ustedes marchar", nadie recibe regalo alguno.
Esta pareja se ha ido bien cabreada. Mi amigo Acacio aprovecha el momento y me dice :

- Mucho saber de colchones estos charlatanes, pero, nada más verles, uno sabe que duermen en el suelo.
Las mujeres sonrieron, y yo, también. La de Acacio le dice :

- Eres tonto del culo, compañero.
Nos reímos, y nos mira el charlatán con cara de pocos amigos. Callamos como santos.
También, hay otra señora, justo al lado mío, que nos comenta que ella compró un colchón que le dijeron "viscoelástico con firmeza media combinada con adaptabilidad al cuerpo y un descanso saludable". Que su marido estaba a lamuerte, y que él le pedía que probase elcolchón ella primero. Que ella no le probó ni se echó a lacama junto a él, sinoque viendo el colchón con hechura de muerte, llamó y pidió a su hijo que viniese y se llevase al Punto limpio el colchón, que ya no querían.
El marido no murió, pues estaba a sui lado, dando a entender que todos deseamos vivir aunque sea aguantando a charlatanes.
Nosotros no caímosen la trampa ; pero nos llevamos, cada pareja, la garrafa de cinco litros de aceite deoliva.
Al salir a la calle, dije yo, primero :

- ¡Quépetardez¡ ellas dijeron que sí, y él, también.
Dejamos las garrafas en un coche, y nos fuimos a tomar un café en un bar cercano adónde habíamos aparcado. Aquí, comenzamos a hablar de los ácaros, que no son más que arácnidoscasi invisibles.
Mi amigo, porque éles así, dijo :

- De los ácaros de los folículoshumanos, el peor de todos es el del polvo doméstico-
Nos empezamos reír como bobos de baba. Y yo, para no variar, les pregunte :

- ¿Sabéis que además de estos ácaros dañinos de las pelotas, están los filófagos, que son como los filósofos detrás de una albarda ; los detritívoros, que son como los políticos, que yendo a mirar las estrellas no ven en el suelo una caca de perro en la que tropiezan ; y luego, los parásitos, que sonmayoría : gallos pelados de la sociedad, que vienen ya cansados alnacer y, lameculos como son, llaman aljefe para que les suba el sueldo ; y no digamos, los ácaros delpopulacho, que se arrascan continuamentelos huevos ; ellas, el chumino ; achacándolo a que les hizo mal la morcilla, o el ácaro del polvo o la garrapata de la polla melífera ?
Salimos del bar, y nos perseguían las risas, causando extrañeza a la gente que pasaba, sobre todo a la de mal vivir, a los facinerosos y rufianes.

Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
2004/2019 Revue d'art et de littérature, musique

publiée par Patrick Cintas - 12, rue du docteur Sérié - 09270 Mazères - France

Copyrights: - Le site: © Patrick CINTAS (webmaster). - Textes, images, musiques: © Les auteurs


- Dépôt légal: ISSN 2274-0457 -