Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
ESPACES D'AUTEURS
Ces auteurs ont bien
voulu animer des
espaces plus proches de
leurs préoccupations
que le sommaire de la
RAL,M toujours un peu
généraliste.
Los palominos de Isidra
Navigation
[E-mail]
 Article publié le 11 septembre 2016.

oOo

Salimos de Burgos con el rosario de Aurora, una beata de culto, meliflua y dulzona, que siempre tiene que rezar el rosario cuando va de marcha o se pone en viaje.
 Atravesamos oteros y peñas presididos por un toro negro de asco. También, irrumpen en nuestras miradas las aspas de imponente tamaño de molinos eléctricos.
 Hemos dejado en la Estación de Autobuses a un pobre prudente, vestido conun sayal de las viejas órdenes mendicantes.

- Este es un extranjero, dice Rosario, que es de bota de las Cruzadas, pues lleva consigo una bota de vino con la cruz de los templarios dibujada en ella.
 El mini bus turístico nos lleva camino de Lerma, a un lugar apartado de la ribera del río Arlanza, cercano a Tordómar, lugar donde se quemó una casa rural y murieron seis personas.

- Cada pueblo, cada lugar invoca a su patrón o patrona en fiestas, dijo un tal Prudencio.
Hizo un silencio y siguió :

-Pero lo que más me molesta e irrita es que haya pocos sitios donde se venere a san José, padre de Cristo, por ende padre de todos los cornudos.
 Reímos todos, menos Aurora, que hizo ciertos pliegues y arrugas menudos en la piel de su frente próxima a las cejas.
 Llegamos al sitio. Hay verdor y círculos abrasados por el sol, o porque los del lugar han hecho lumbre para quemar hojarasca. También, en sus calles areniscas, se encuentran ramos floridos de cacas de perros, nota perruna de la familiaridad del perro.
 En lo alto de una peña cercana al lugar hay varias bodegas. Nosotros vamos a una, a comer palominos a la brasa, invitados por Isidra.
 Como en viacrucis, subimos el montículo. La bodega parece la casa del Ogro Golón de los cuentos. Está bastante oscura. Pero, con luz de canutos de vela, vemos que su techo derrama sobre la resquebrajada mesa de madera telas de araña. La mesa ya está dispuesta con la vajilla y todos los utensilios seriados de papel o plástico. Nos sentamos. El vino que Isidra nos ofrece es malo de cojones. Alguien ha comentado que le han dicho de la bodega de al lado que : "este vino lo hacen con hollejos de uva. Que es parecido al que se bebieron los apóstoles antes de la pasión del Nazareno".
 El colectivo echó mano de unos vasos y comenzó a beber, al tiempo que Lozagón, con su nota humana, entonó un canto seriado, principiando con un "¡qué bien que lo vamos a pasar¡" .
 Los palominos ya están preparados. En vez de asarles al sarmiento, les han asado con trozos de un viejo arado de palo. Sobre el plato, los palominos parecen dos naipes de la baraja española, juntos y vueltos del revés.
 Lozagón, más señero que todos, dice que están buenísimos, y que el vino es de calidad superior. Yo me dejo llevar por su opinión, y bebo y como, brindando con él.
Hay alguien en el grupo gritó riente :

-Mirad, estos dos parecen los osos glotones Gargantúa y Pantagruel, de Rabelais.
 La imagen era perfecta y redentora en esta bodega. De un canastillo, Isidra fue sacando diversas servilletas o paños en las que había como algunas manchas sin letras. Cuando yo me di cuenta de que nos estábamos limpiando los labioscon trozos de bragas, mostrándome prosaico, grité :

- Estamos besando los palominos de Isidra.
 El corro de marujas comenzó a reír de una forma tan humana que se parecía a la religiosidad popular en las fiestas consagradas.
 Ya salíamos de la bodega, cuando, de pronto, vimos al pobre prudente vestido con sayalpasar a nuestro lado con la intención de meterse adentro ; pero no se metió. Nunca lo hubiéramos pensado : de repente, se tiró un fuerte y rotundo cuesco, un corte de pantalón de gran valor, diciendo :

- Este es para la Isidra y toda su compañía. Ya no te quiero Isidra, que quiero a otra. Que mis ojos han visto otra más bella y más hermosa, comenzando a caminar hacia no sabemos dónde.
 Preguntamos a Isidra y nos dijo :

- Este va camino del Cementerio, pues siempre se le ha oído decir "que a él le gusta subir en la jaca blanca o en la negra".

Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
2004/2019 Revue d'art et de littérature, musique

publiée par Patrick Cintas - 12, rue du docteur Sérié - 09270 Mazères - France

Copyrights: - Le site: © Patrick CINTAS (webmaster). - Textes, images, musiques: © Les auteurs


- Dépôt légal: ISSN 2274-0457 -