Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Auteurs invités [Contact e-mail]
AUTEURS INVITÉS
Depuis avril 2004,
date de la création
du premier numéro
de la RALM.
Acerca del libro Claroscuro por Graciela MATURO con cinco poemas
Navigation
[E-mail]
 Article publié le 11 mai 2006.

oOo

Acerca del libro Claroscuro de Oscar Portela, Corrientes,

Subsecretaría de Cultura, 2005.

En la desmemoriada y decaída cultura argentina surgen todavía algunas voces que dan cuenta de lo mejor de nosotros. Y esas voces no son las de figuras repetidas en las pantallas, las escasas revistas, o las páginas de los más prestigiosos suplementos de los diarios, por el contrario vienen de rincones distintos del país, y a menudo carecen de la debida repercusión en las grandes ciudades.Entre ellas destaco la del poeta correntino Oscar Portela, voz escondida y silenciada, hace tiempo recluida entre los palmerales y las aguas de su provincia natal. Esa voz, a pesar de todo, se deja oir contra la estulticia y la barbarie de este tiempo atroz, en esporádicas publicaciones provinciales.
La poesía de Oscar Portela es intensa, esencial, reveladora. No recoge el ruido de las calles ni la pasajera atracción de la feria bulliciosa ; nace de la interioridad profunda del hombre, esa interioridad que se relaciona con el destino y lo sagrado.
Por eso su decir toma el aire del canto, del llanto, de la elegía. Se lanza en versículos entrecortados, de ritmo irregular pero sin embargo fiel a una música interna, para decir la angustia de estar vivo, la trágica certidumbre del tiempo, los vislumbres de la eternidad. El combate con el Ángel, configurado en uno de sus poemas, es la instancia decisiva que ha marcado al poeta con una iniciación indeleble. Desde allí le es irrenunciable recordar a vivos y muertos, proclamar la orfandad de la criatura humana, reconocer la fuerza augural de su propio canto.
Portela se mueve en un mundo donde toda cosa visible se desmorona ; persigue, sin embargo, el rastro de lo permanente. Sabe que su misión es la fidelidad a ese rastro, que se manifiesta en el mundo y más allá de él, en su palabra. Está destinado a auscultar incesantemente su propio corazón para ofrendarlo en las aras del sacrificio. Dotado de una lucidez espectral, se reconoce como oficiante en un final de época que tiene visos de catástrofe.
La palabra de Oscar Portela se eleva como una salvaje plegaria, mezclada de blasfemia, para decirnos el despojo y la destrucción que se inician en su propio cuerpo . Construye un arca para la salvación del mundo, como lo proponía el cristiano Dostoievsky. Intenta nombrar los restos del naufragio, tender el exorcismo de la memoria para impedir que el viento final arrase con lo que queda de humanidad sobre la tierra. Tal el contenido de estos poemas que nos avasallan y acongojan, pero también nos iluminan.

Graciela Maturo.

oOo

Otra vez mayo


Dormir, dormir, dormir, mientras mutan los seres
E invisible mi corazón imita la danza de los dioses.
Otra vez mayo y el cansancio hace nupcias con la razón.
¿Dime, esta vez has venido a llevarme,tu Marina,mi madre,
llegado a abrir las puertas hacia una jardín inmenso
Donde el tiempo es solo espuma de la mar ?
Soñar, si soñar, como soñaba entonces, ya deyecto
Yo y tú, quizá, el accidente enorme, el azar, los relojes,
Y la prisión del cuerpo. ¿ A llegado la hora ?
Nada podría retenernos acá,en ésta tierra áspera e inhóspita
Donde solo el dormir trae consigo las bienhechoras aguas
Del estar y no estar. Maldito Mayo, Madre,
Malditos los espejos de las frías lagunas y los tibios
Jardines, maldito el verde y los colores todos
Que entraban quedos hasta mi lecho, Madre. No estoy,
No estuve nunca aquí, las heridas, los costrones de sangre
En la mejilla, las caídas en los vacíos de la nada,
Las ansias, las locas ansias de un paraíso urdido por el
El sueño y la casa de sal, allá, Madre, en aquella comarca
Que engendró apostasía y el deseo del ser, la caída
En el tiempo, todo, todo madre en un Maldito Mayo.
Y las preguntas nunca contestadas, y los insomnios , las
Noches de pactos con el Divino y las traiciones con
Luzbel cuando la luz nacía.Otra vez Mayo Madre, una vez más.
¿ La última quizá ? Para después dormir, dormir eternamente,
Mas allá, más allá de toda el ansia de ser, de ser
En el sueño del Otro, algo más que yo mismo.
En el estar del Ángel, en sus Alas tal vez, llegue
A la radiante casa del no Ser, antes Madre de que las
Flores hieran mis pupilas con la palabra mágica de la

-------------------------------------------------------primera vez.

Mayo 2006 Ctes. Argentina


oOo

Muerte y amor

 

Ven a mí ahora, así se hará justicia,
Pues si antes de tiempo te nombre,
Y respiré tu aire en la amapola y en
Muslos más blancos del deseo, ahora
Solo en sueños tomas mi voz y hablas,
Dices, dictas los latidos del corazón
Cansado, arrebujado en tu memoria
Y me sostienes con tus suaves belfos,
Con el viento de los bufidos que penetra
Hasta el vientre del sexo, junco
Arremejido por la tempestad del tiempo,
Yo entregado a ti y las impunes
Redomas del placer que así se pagan,
Con soledad y llanto, con vacío
Y triste orfandad del alma, que ya no
Tiene otra morada que mirarte a los
Ojos y saber que en esos calmos lagos
Ya vacíos, están mis muertos,
Las llagas que ningún Dios puso en mí,
Sino el ansia de ICARO, de ser más,
Aún más y contenerlo todo.
Así fue por instantes, los espejismos
Bebidos lo confirman y penetran
En mí como cuchillas y el agua dulce
Se torna opaca y rancia entre mis labios,
Yo poseído por el amor que mata,
Por la muerte que ama en mí
Mas que la Nada pues es preferible
A no querer , "querer la Nada", la ciega
Muerte que ríe entre los órganos enfermos
Y entre los cuerpos que entrelazados
Formaban la Eternidad de un tiempo
Que se deslíe tempranamente ahora,
Que ya no espero, que ya no espero
Los Milagros de la Suerte que son
Solo palmeras sin dátiles ni hojas, deste
Desierto ensombrecido ya,
Cuando aún mi sombra se proyecta
En el otro y busca amparo en unas dulces
Manos que solo son prisiones, sombras
Del pasajero de la nada, proyecciones
Del pájaro de la Ausencia que aún
Canta en los sueños, que aún dice en
Los sueños, amor que matas,
Culmínate en mis horas , haz de mí
Tu renuncia y renuncia a mi, como en la Cruz
Renunciaste a ese Otro que soy también
En medio de tinieblas, ahora, ahora, mientras
Canta en el cielo el astro que la noche luce y
Santifica con las dulces esperas y bellos
Aromas el alma condenada :
Está es la hora, cumplamos el destino
Que la palabra anuncia.

Corrientes 13 de marzo del 2006

oOo

Visiones de Oscar Portela y un triptico

 

( a mi amigo Murilo Cardozo de Castro)

Una vez más confundes la soledad con el amor.
“Speculum’, espejismos del alma errante
Y sin morada para la cual no ha amanecido
Aún sobre la tierra, pues que “nacimos demasiado
Tarde para los Dioses y temprano para el ser’...
Ni cielo o tierra contendrán las grafías que los
“Espejos’ guardan para si ’ : solo el viento,
El viento, el viento se llevará consigo, nuestras
Saladas lágrimas y el áureo sueño de aún estar aquí.

Marzo del 2006

Alma

 

Alma mía que estas en la tierra
Iluminada sea tu “casa’ :
Vénganos los misterios y acéptese
Todo destino : el don tuyo de cada
Instante arrópalo del cierzo,
Y condona tus duelos así como los
Astros dan su luz a otros mundos :
“purifícate del maligno’ y aléjate del
Peligroso “abismo’ liberando las
Culpas de todo exilio impuro : ¡Amen !

Marzo 2006

Padres

 

Padres míos que moráis en el Éter
en estaciones claras y colores de otoño-
séanme propicias vuestras presencias
y acéptese todo destino, los dones
que me disteis, los que robé a los Dioses
y quemé en las hogueras de vuestro
inmenso amor y no me abandonéis al maligno
que espera : Purificadme de toda tentación
y libradme de todo mal : ¡ Amen !

marzo 2006

Patria

 

Patria mía que estás siniestrada,
Abandonada y sola de los ángeles tuyos :
Devuélvete la gloria, levántate del polvo
Y arrebuja tus penas en las sublimes glorias
De los santos y mártires que sufrieron
Contigo y perdona traiciones, humillaciones, penas,
Así que “otros’ te perdonen las deudas
Perdona ya las de tus verdugos
Y no mires el vértigo de pasado falaz,
Mas líbrate de todo mal : ¡Amen !

Marzo 2006

oOo

Mort i amor

Vine a mi ara, així es farà justícia, 
Doncs si abans d’hora et vaig anomenar,
I vaig respirar el teu aire en la rosella i en
Cuixes més blanques del desig, ara
Sols en somnis prens la meua veu i parles,
Dius, dictes els batecs del cor
Cansat, rebregat en la teua memòria
I em sostens amb els teus suaus llambrots,
Amb el vent dels bufecs que penetra
Fins el ventre del sexe, jonc
Amarat per la tempesta del temps,
Jo lliurat a tu i les impunes
Fioles del plaer que així es paguen,
Amb soledat i plany, amb buit
I trista orfenesa de l’ànima, que ja no
Té un altre sojorn que mirar-te els 
Ulls i saber que en aquests encalmats llacs
Ja buits, hi són els meus morts, 
Les nafres que cap Déu va posar en mi,
Sinó l’ànsia d’ÍCAR, de ser més,
Encara més i contenir-ho tot.
Així fou per uns instants, els emmirallaments
Beguts ho confirmen i penetren
Dins meu com ganivetes i l’aigua dolça
Es torna opaca i rància entre els meus llavis,
I posseït per l’amor que mata,
Per la mort que estima dins meu
Més que el No-res doncs és preferible
A no estimar, “estimar el No-res’, la cega
Mort que riu entre els òrgans malalts
I entre els cossos que entrellaçats
Formaven l’Eternitat d’un temps
Que es deslliga dejorn ara,
Que ja no espere, que ja no espere
Els Miracles de la Sort que són
Sols palmeres sense dàtils ni fulles d’aquest
Desert aombrat ja,
Quan encara la meua ombra es projecta
En l’altre i busca recer en unes dolces
Mans que sols són presons, ombres
Del passatger del no-res, projeccions
De l’ocell de l’Absència que encara
Canta en els somnis, que encara diu en
Els somnis, amor que mates,
Culmina’t en les meues hores, fes de mi
La teua renúncia i renuncia, com en la Creu
Vas renunciar a aquest Altre que sóc jo també
Enmig de tenebres, ara, ara, mentre
Canta al cel l’astre que la nit llueix i 
Santifica amb les dolces esperes i belles
Aromes l’ànima condemnada :
Aquesta és l’hora, acomplim el destí
Que la paraula anuncia.

Corrientes, Argentina 13 de març del 2006
traducido al catalán por Joan Navarro


oOo

El abismo y el Ángel

 

No huyas : mira a la Esfinge fijamente a los Ojos
Vacíos como los tuyos
Pues la Esfinge Eres Tú.
La pregunta Eres Tú y la Peste Eres Tú,
El exilio, La Ceguera, no son volátiles u póstumas
Cenizas sino el oscuro túnel que oculta los designios
Que los cruentos azares quisieron para ti.

No huyas : Espera. ¿Qué ? El descenso, el descenso,
Siempre el descenso hacia lo in-luminado,
No hacia lo abierto, no, pues todo “Ángel es terrible’
Y solo por su benevolencia reinas en la tierra.

Pues el podría destruirte. Un poco más :
¿ la furiosa simiente
De que surge tu sombra, no lleva impronta de los
Ángeles ?

Haz construido tu morada al borde del abismo,
De desatendidas plegarias y preguntas blasfemas
Y sabes que después del silencio y el exilio tremendo,
Nada redime al hombre del peligro y el peligro es
Abismo,

Ser libres, ser libres y henos aquí, ciegos
Y solitarios mendicantes después de las tormentas
Y borrascas que trae aparejada la razón.

Un poco más : El Abismo es Ojo que te Observa.
Un solo sí y escuchará el llamado
Y en ese instante mínimo y perfecto comprenderás
Al cabo que solo tú y el Ángel que te habita,
Son el sombrío abismo del que pendes.

Abril del 2006

Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
2004/2019 Revue d'art et de littérature, musique

publiée par Le chasseur abstrait éditeur - 12, rue du docteur Sérié - 09270 Mazères - France

sarl unipersonnelle au capital de 2000 euros - 494926371 RCS FOIX

Direction: Patrick CINTAS

Copyrights: - Le site: © Patrick CINTAS (webmaster). - Textes, images, musiques: © Les auteurs ou © Le chasseur abstrait (eurl). - Logiciel: © SPIP.


- Dépôt légal: ISSN 2274-0457 -